Manual de conducción libre

Estoy buscando personas que quieran colaborar en la elaboración de un manual de conducción libre.

La idea es escribir un manual de conducción que pueda ser utilizado, compartido y mejorado por cualquiera, además de ser distribuido con licencia Creative Commons.
Por suerte existe gran cantidad de material libre en el que basarse, como por ejemplo en la Wikipedia, legislación o material de la DGT.

La idea sería que este manual una vez terminado pudiera ser descargado desde la web y a medida que la legislación vaya cambiando, se pueda modificar de forma colaborativa.

Estoy estudiando la mejor forma de hacerlo, pero seguramente lo lleve a cabo utilizando el método del Booksprint, que consiste en la escritura del libro en un lapso de muy poco tiempo por un grupo reducido de gente. Podéis ver otros muy buenos ejemplos en la página de Floss Manuals.

Si te parece interesante, tienes alguna sugerencia o quieres participar, deja un comentario.

Cómo me saqué el carnet de conducir por libre [3ª Parte]

Una vez que la parte burocrática estuvo solucionada, ya podíamos comenzar a dar clases mi madre y yo.

Pero antes de salir a conducir, el coche debía estar preparado adecuadamente.

Le coloqué las dos señales con la famosa “L” roja, una en el parachoques delantero y la otra en la parte interna del cristal trasero, los 3 retrovisores adicionales para el acompañante, dos laterales y uno interno y por último probé el chivato que te colocan en el taller para poder realizar el examen.

Después mi madre y yo pusimos en común nuestros horarios para ver qué días de la semana nos convenía más a los dos y nos dimos cuenta que salvo los fines de semana y algún día suelto, casi de noche, el resto de días nos venían bien para quedar.

Lo bueno es que podíamos dar todas las clases que fueran necesarias hasta que aprendiera a conducir en un margen de 8 meses, parecía más que suficiente tiempo.

Dadas las circunstancias y siguiendo lo que nos dictaba el sentido común, pensamos que lo mejor era empezar poco a poco, con ejercicios fáciles y a medida que me fuera desenvolviendo ir aumentando la dificultad paulatinamente.

Un día cualquiera comenzamos.  Sigue leyendo

Cómo me saqué el carnet de conducir por libre [2ª Parte]

DGT, Primer intento

Una vez que conseguí el coche con los pedales, necesitaba un acompañante y el seguro.

A mi amigo Sergio le gustó la idea de ser mi acompañante y quedamos que si me daban la licencia él me daría clases y se presentaría conmigo al examen práctico. Era la persona idónea ya que llevaba muchos años conduciendo, tanto moto como turismo y además tenía tiempo para poder practicar juntos.

Sobre la cuestión del seguro, la orden que regula la licencia de aprendizaje estipula que la compañía aseguradora debe estar al corriente de que el coche se va a utilizar para aprender a conducir.

Como mi coche ya tenía seguro, lo que hice fue notificar a la aseguradora que quería solicitar la licencia de aprendizaje a la DGT y que de no recibir respuesta al respecto, daría por supuesto que la aseguradora estaba conforme y que la póliza actual.

Tras un tiempo prudencial sin noticias, recopilé toda la información y requisitos que hacían falta y me presenté en la DGT para solicitar la licencia.

Allí examinaron la documentación que les presenté y me dijeron dos cosas, que el acompañante que había elegido tenía una multa de aparcamiento grave, así que tenía que buscar otro acompañante y ¡que hacía 2 días que me había caducado el examen teórico!

Sabía que no iba a ser fácil. No querías sopa, pues toma dos tazas.
!A por el segundo intento! Sigue leyendo

Cómo me saqué el carnet de conducir por libre [1ª Parte]

Los comienzos

Corría el año 2001, año en el que yo cumplí 19 años, había terminado el instituto y comenzaba una nueva etapa en la universidad.

Recuerdo que entre otros proyectos me propuse sacar el carnet de conducir y aunque por aquel entonces estaba justo de dinero, tras un periodo de un año dando clases particulares, logré reunir lo suficiente para apuntarse a una autoescuela.

Me dirigí a una autoescuela cerca de mi casa y les pregunté cómo había que hacer para sacarse el carnet de conducir. Allí me contaron que tenía que apuntarme a una autoescuela y abonar una cantidad que cubría la matrícula, tasas, psicotécnico, clases teóricas y 10 clases prácticas. Pagué lo que me dijeron (32.000 pesetas de la época) y también me compré el manual para estudiar que iba aparte.

¡Ya estaba en marcha! Sigue leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.